Inicio > Historias > La mirada más triste

2003-10-02

La mirada más triste
El avión cae en picado. Seguro, porque hasta el piloto lo ha dicho. Están sentados uno al lado del otro, de vuelta de un viaje cualquiera, nada especial, en asientos de turista, junto a un montón de gente igual de sorprendida, igual de decepcionada con el rumbo que ha tomado la situación. Hace un rato aún hablaron de los planes para la llegada, las cosas que había que hacer, los encuentros previstos para mañana... y ahora caen a plomo dentro de un avión con los motores apagados y un piloto que se mira estupefacto las rodillas. Ella pasó casi todo el viaje durmiendo y él todavía está un poco chispa por el vino de la comida, aferrado a un libro, con la vista fija en un poema que no acaba de entender. El sabe que no basta con apretarle la mano, que debe ver lo que ocurre en sus ojos, pero teme encontrarse con la mirada más triste.

En silencio, sintiéndose culpable por la estupidez de las cosas, trata de calcular el tiempo que falta para que el avión llegue al suelo. A 200 kilómetros por hora se recorren 20 kilómetros en 6 minutos... 10 en 3 minutos, y esa es la altura a la que vuelan los aviones. Baja la vista hacia el libro buscando una inspiración que no sea no sabes cuánto te quiero, y lo único qu

posted by vendell 06:52

14 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/11544

Comentarios

1
De: Pippa Fecha: 2003-10-02 07:55

Me ha encantado, Vendell :-)



2
De: vendell Fecha: 2003-10-02 08:34

Gracias Pippa



3
De: Martin Pawley Fecha: 2003-10-02 08:58

Que gusto leerle de nuevo, Vendell



4
De: Félix Fecha: 2003-10-02 16:30

Jo, qué triste.



5
De: Yogurtu Fecha: 2003-10-02 18:31

A mí lo que me interesa es saber por qué es tan triste esa mirada.

Lo demás (el poema, las rodillas del piloto, las matemáticas) es una bellísima maniobra de distracción con la que Vendell pretende protegernos de lo verdaderamente horrible de ese accidente.

Cuéntenoslo todo, Vendell, y si es posible con la mísma maestría. Que la historia no la hacen los cronistas compasivos, diablos.



6
De: Algernon Fecha: 2003-10-02 18:40

Un post realmente magnífico, Don Vendell.



7
De: rvr Fecha: 2003-10-02 18:51

¡Qué placer volver a disfrutar de estas historias!



8
De: ergaster Fecha: 2003-10-02 22:18

¡!



9
De: Gonzalo Fecha: 2003-10-03 05:15

¡Que gusto volver "a la normalidad"



10
De: Vendell Fecha: 2003-10-03 06:35

Bueno, ya estamos otra vez, en salvaje compañía, que decía Manolo. ;-)

Yogurtu, su demanda me desconcierta. Las miradas a veces nos dan la única certeza ante lo que ya no podemos explicar con palabras. ¿Nunca lo ha sentido?



11
De: eledhwen Fecha: 2003-10-04 02:12

Quien no sabe comprender una mirada... tampoco sabrá entender una larga explicación.



12
De: Yogurtu Fecha: 2003-10-04 03:18

Vendell, la cosa es más grave de lo que creía. Incluso usted ignora los turbadores hechos que, acaecidos todavía en tierra, justifican esa mirada. ;-)



13
De: Jaio la espía Fecha: 2003-10-04 07:02

... ya vendrán las exigencias del guión, Yogurtu.

Señor Vendell... ¡qué magistralmente terminada la historia! Me ha dado vértigo.



14
De: Vendell Fecha: 2003-10-04 08:03

Gracias Jaio. ¿Ve Yogurtu? Cuando la realidad aprieta no necesitamos más datos ;-)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.80.188.87 (e28d3f1836)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Past
<Octubre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
28 29 30 31      






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia