Inicio > Historias > Identidad de un travesti

2003-10-18

Identidad de un travesti
¿Desde dónde pensamos cuando pensamos? La conciencia, tan freeride ella, puede escoger multitud de puntos de vista entre la intimidad del yo (te amo) y la desparramada identidad de la especie (qué crueles somos). Hay quien es capaz de extender aún más las fronteras de su perspectiva y fundirse en franciscano abrazo con el resto de este planeta vivo (me duele el brote de las flores) o, ya puestos, con el abismo infinito de todo lo que es (tomé comunión). Nuestra identidad es versátil, más versátil cuanto más próximas nos son las lejanías del mundo y más a menudo nos obligamos a pensarnos como amantes, crueles primate, materia viva o vayan Vds. a saber qué. Cada tiempo impone sus preferencias, y así encontramos quien se atasca durante horas, días o la vida entera en el atolladero de la identidad única, quedando su yo fijado para siempre con la forma del "cristiano", el "ciudadano", el "revolucionario" o el "conservador". Debe ser una propiedad de las identidades, que tienden a consolidarse atrapando en su limitado volumen la esencia voluble de las personas.

Así definidos, los límites de la flexibilidad identitaria nos permiten repensar la naturaleza de algunos conflictos. Muchos de ellos tienen su origen en la identidad nacional o patriótica que nos atribuimos sin dar mayor importancia a sus consecuencias porque son identidades que nos socializan, que nos permiten formar parte de una realidad próxima, casi doméstica (soy del barrio de la Torre, aquí nos conocemos todos), o huir de ésta cuando no satisface nuestros anhelos (soy del Real Madrid, soy español, soy catalán, vasco o berciano). El éxito de estas identidades se debe también a su obviedad geográfica (soy de donde soy porque ahí es donde estoy), su comodidad (¿para qué voy a inventar otra identidad si ya tengo ésta?) y al hecho de que es la que suele incorporarse por defecto a la educación infantil, disfrazada de identidad cultural. De hecho, son muchos los que son incapaces de adoptar otras perspectivas ante conflictos en los que la identidad geográfica o nacional no hace sino alejar los posibles puntos de encuentro donde solemos encontrar las buenas soluciones. Es más, hay quien ha limitado su rango de identidades a un zoom que le lleva de la familia a la patria, convirtiéndose en una especie de carnero enfurecido cuya única forma de relación con el mundo es el topetazo.

En fin, espero que sepan disculpar este atropello, pero si he de serles sincero esta tarde me han dejado cao las atonizantes propuestas de cierto líder nacionalista catalán. A saber, presentarse a las olimpiadas bajo la bandera de Andorra y reclamar, al mismo tiempo, leyes para evitar la desnaturalización que la inmigración está produciendo en Cataluña.

Los políticos en el ejercicio de sus funciones deberían evitar el travestismo identitario y recordar que sólo son los representantes de un colectivo, pero elegidos con el apoyo de una minoría.

posted by vendell 07:18

10 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/12102

Comentarios

1
De: Algernon Fecha: 2003-10-18 07:29

Andorra en las olimpiadas? Para cuando el Vaticano?



2
De: Vendell Fecha: 2003-10-18 07:57

Que se sepa, en el Vaticano sólo tienen equipo de freesbee y de karate.



3
De: ElPez Fecha: 2003-10-18 14:49

Más terrible es, Don Vendell, que entre lo no declarado de eso que llaman "identidad cultural" está el presupuesto de que se es mejor que el de al lado. Son distintos de nosotros siempre implica "son peores que nosotros". Y así nos luce el pelo.

Yo le oí también a un político convergente en la radio defender el asunto, y oí cómo le preguntaban por esas curiosas y esotéricas manifestaciones identitarias tres africanos que viven en Barcelona. ¿de qué identidad hablaba? ay...



4
De: Akin Fecha: 2003-10-18 18:55

No estoy de acuerdo Pez, creer que son distintos no significa creer que son peores. Yo por ejemplo creo que las mujeres son distintas a nosotros, y en eso de nacionalidades creo que los Yankis son distintos, y que los Japoneses son distintos, y en ninguno de los tres casos creo que sean inferiores.

Eso si, cuando escucho lo de "distintos" en labios de un político, de cualquier signo, suelen darme escalofríos.



5
De: Vendell Fecha: 2003-10-18 19:21

Flexar, (¡ha vuelto!), cuenta esta historia sobre lo naturales que resultan las conservas palentinas. Después de leerla ya no sé a qué diablos se referirán los de CiU con eso de la desnaturalización. ¿Acaso querrán evitar que unos inmigrantes les industrialicen Cataluña?



6
De: lgs Fecha: 2003-10-19 01:14

Vamos a ver. Creo que hay que dejar de hablar de los políticos como si fueran seres recuperables. Si son buenos políticos, han aprendido bien las reglas del juego, y esas reglas del juego prácticamente les obligan a prestar toda su atención a las puñaladas traperas, a la sensibilidad al voto gelatinoso, y a las noticias.

A mí quien me preocupa es el votante, más bien. Como quien se preocupa, no de que exista (y aquí insertas el cantante que menos te guste), sino su amplia base de "fans" (abanicos, en inglés).

Estoy con el Dalai Lama, y con la autora de The Meme Machine (alguien me recordó el nombre, y volví a olvidarlo) en que el problema de la identidad es que vivimos en una ilusión, que además me parece que es doble.

Por un lado, la ilusión de la permanencia: no eres pobre, funcionario ni der Beti, sino que estás de pobre, de funcionario o der Beti.

Y por otro, la ilusión de que somos algo separado de los demás, incluído el resto de la biosfera. Yo cuando me enteré de que al parecer somos en nuestra mayoría descendientes de los mismos bosquimanos, y que somos primos en grado 3500 (compartimos la abuela de ese orden), me quedé rumiando ...

Los políticos son primos en más de un sentido.

Propongo que nos ocupemos de seguir tejiendo la red de redes, de bitácoras, de personas que - qué coñe, es lo que espero - serán los que podrán o no podrán dar la vuelta a esta tortilla de identidades simplonas.

O algo, no sé ... xDDD



7
De: lgs Fecha: 2003-10-19 01:25

Podríamos tratar de recuperar a los malos políticos ...



8
De: Vendell Fecha: 2003-10-19 02:50

Si lo decimos muchas veces, y somos muchos, podemos aspirar a que se den por enterados de que estamos al tanto de lo que ocurre. Pero hace falta que seamos más.



9
De: Yogurtu Fecha: 2003-10-19 03:30

En este debate se planteó la solución de prohibir el fútbol profesional. A mí lo de prohibir me da repelús, seguramente a causa de alguna enfermedad del desarrollo intelectual. Sin embargo, admito que he mantenido desde hace algún tiempo la idea de prohibir la política como actividad profesional.

Conste que es una utopía (no se me echen encima, ya les adelanto que me ganarían. Pero no puedo dejar de ver que la optimización y sofisticación de las técnicas políticas de gobiernos y oposiciones - algo lógico en cualquier élite profesional - está cortando por la base la idea misma de democracia. Se está creando, no ya una clase política, sino un estamento político que a su vez se asocia a las esferas de poder y dinero del ámbito privado.

Quizá lo de la política debería quedarse en una actividad paralela no remunerada (siempre que pudiese garantizarse la ausencia de conflictos de intereses). No sé, el presidente del gobierno debería ser sobre todo chapista, o profesor, o cirujano, o... actor y culturista.

Voy a meter la cabeza en el váter.



10
De: Vendell Fecha: 2003-10-19 05:00

Otra de las cuestiones identitarias de actualidad, fruto en este caso de las reflexiones de políticos del PP: Se quejan de que la oposición (suponogo que ahí no nos incluyen a nosotros) tergiversa la realidad mediante continuas alusiones a un supuesto déficit democrático.

¿Acaso pretenderán endilgarnos a nosotros su problema de identidad (demócratas y a la vez partidistas)? Habrán que joderse.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.42.146 (ea4fa59a66)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Past
<Junio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia