Inicio > Historias > Un país de ninfómanas

2002-07-18

Un país de ninfómanas
La Tremanda bitácora se hace eco de una sorprendente noticia aparecida en el Mainichi Daily News, según la cual - hagan el favor de sentarse - A tendency for getting their lips around a Whopper has turned Japanese schoolgirls into Nippon´s naughtiest nymphomaniacs. Todo ello según Shukan Gendai, director de la Clínica Hibiya de Tokio. Les confieso que inicialmente pensé que se trataba de una broma, sobre todo por el banner de WaiWai que ocupa el subtítulo de la cabecera. Pero leyendo, leyendo (y conste que no acabo de creerme todo lo que traduce Google) la cosa parece que va en serio.

Al parecer, el Dr. Gendai afirma que la adicción al sexo, consistente en mantener numerosos encuentros sexuales con diferentes parejas en poco tiempo (sic) está relacionada con la bulimia. La comida rápida (o basura), tan popular entre los jóvenes, es absorbida a una velocidad no natural por el cuerpo, facilitando el desarrollo de la bulimia. Esta enfermedad dificulta el control del sistema nervioso central y una reacción en cadena hace más fácil la aparición de otras adicciones. Por ejemplo, la adicción al sexo.

El experto ginecólogo Tsuneo Akaeda confirma que una frase común entre las jóvenes es “Quiero hacerlo”. Otra chica me dijo (a él, a mi no) que siempre se siente like she is in heat. Son como animales - dice - , no pueden controlar sus impulsos sexuales. Muy juiciosa, la joven Mieko (16 años) afirma que “es mejor desfasar con el sexo que convertirse en una delincuente juvenil”... y lo que cuenta luego debe ser de aúpa porque mi versión Hello-Kitty ultraprotection del CyberPatrol me lo saca todo con jeroglíficos y caracteres mayas.

Pero que conste que yo estuve allí hace poco y no me pareció que estuviese la cosa tan así. A no ser que se hayan dedicado a importar el churrasco de vaca loca que les sobró a los ingleses y ahora empiecen a manifiestarse los efectos.

posted by vendell 22:49

6 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/1996

Comentarios

1
De: Odiseo Fecha: 2002-07-19 00:08

¡Vaya! Nunca pensé que la comida basura pudiera tener un efecto beneficioso :-)



2
De: rvr Fecha: 2002-07-19 03:18

Se te ve el plumero, Odiseo. ¿No será que comes comida basura? :)



3
De: Vendell Fecha: 2002-07-19 10:20

Lo que no me explico es por qué los efectos sólo se manifiestan en las jóvenes japonesas, y no en los chicos. ¿Acaso ocurrirá que en aquel país se considera que ellos siempre están disponibles para un apañito? Por otra parte, ¿cómo es que no se ha detectado un fenómeno similar en los EUA, nave nodriza de la comida rápida?



4
De: Rigel Fecha: 2002-07-19 10:36

¡Cuántas conjeturas están haciendo ustedes! Lo más científico -y perdonen el modo de señalar- sería irse allí a comprobar el fenómeno "in situ" y no convertir algo tan importante en una mera charla de café ;-)



5
De: Vendell Fecha: 2002-07-20 13:22

Acabo de revisar unas webcams del país del sol naciente y todo parece normal. Está la cosa mucho más agitada en nuestras playas.



6
De: lgs Fecha: 2002-07-23 14:27

De todas formas, algo parecido se decía de la televisión: es un estímulo que hace que no sea necesario tener estímulos endógenos, así que el estímulo endógeno se atrofia, y cuando apagamos la tele nos quedamos atrofiados y tenemos ganas de volverla a encender.

Si la comida basura hace lo mismo con los neurotransmisores, no lo sé. Desde luego, la comida cocinada en general, y peor la industrial, es antinatural: pelotazo de cosas fáciles de absorber, para un cuerpo que está hecho para otra cosa.

¿Qué papel habrán jugado los Arguiñanos prehistóricos en el desarrollo de nuestros cerebros?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.103.13 (516676786a)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Past
<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia