Inicio > Historias > Purificación

2004-12-25

Purificación

Conduciendo a la caída de la tarde paso junto a una casa ardiendo. Un grupo de vecinos consuela a sus habitantes mientras los bomberos recogen los trastos y un guardia civil ordena el tráfico iluminado por los rescoldos. Freno, paro, bajo y miro al suelo, con un pie a cada lado de la raya blanca que separa el mundo en dos velocidades, la de los que miran y la de los que se acercan a la tragedia. Parece que se ha quemado todo: los objetos que servían para algo y los que no se usaban desde hace años, pequeños monumentos de sobremesa, ropa, libros, fetiches del pasado… el peso de la memoria. Punto y aparte en la narración de media docena de vidas que acaban de liberarse de la preocupación por el bienestar de las cosas, en expresión leída esta misma mañana.

posted by vendell 01:00

5 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/24724

Comentarios

1
De: Jon Fecha: 2004-12-26 08:24

Cuando me divorcié, quedó en aquella casa TODO lo que yo tenía: no sólo libros y cuadernos personales, pequeñas sentimentalidades en forma de objeto acumuladas a lo largo de una mini-vida, hasta la foto de mi primera comunión... Sentí exactamente eso: había sobrevivido a un incendio. Fuego purificador . Pero seguía vivo, y muy ligero. Tenía otra oportunidad



2
De: joía Jaio Fecha: 2004-12-26 12:26

Pues yo no sé por qué esa costumbre de llamar "purificador" alfuego. El fuego es jodidamente destructor. Y el dolor de perder los pequeños fetiches que conservamos no te purifica nada, y te deja el corazón hecho unos zorros.

También llaman "purificadora" al agua, pero esta destruye menos. Te lo deja todo perdido, pero no puede destruir allí donde escribimos aquella carta de amor...



3
De: Vendell Fecha: 2004-12-26 20:50

Je je, Jaio, me temo que se le ve el plumero.

Y los abanicos, las bolas de nieve, postales, muñecas, toda la memorabilia urbana universal, escapularios...



4
De: peke Fecha: 2004-12-26 21:46

Vendell, me ha quitado la expresión de los dedos, porque lo de Jaio ya sabemos que es pasión (y, en este caso, no de madre). Felices fiestas, caramba, que son fiestas.
(Volveré antes de que acabe el año). :-)



5
De: Crystal Fecha: 2004-12-27 00:18

Pues yo debo ser de las de Jaio, le tengo mucho aprecio a mis cositas, chorradas sin ninguna utilidad en la mayoría de los casos, pero con muchos recuerdos y valor sentimental... (puf, deben ser las fechas, jeje)

Felices fiestas, Vendell!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.23.251 (c481e1c18a)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Past
<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia