Inicio > Historias > Las musas de Apolo

2006-03-08

Las musas de Apolo


A media tarde de esta primavera siquiera anunciada pongo Las musas de Apolo buscando la inspiración para hacer algo que no me apetece demasiado. Cierro los ojos e imagino a Stravinski tratando a su vez de imaginar las piruetas de los bailarines mientras extrae la melodía del piano y la traduce a esa caligrafía extraña de los músicos en la que los renglones importan más que las letras. ¿Será capaz de leer lo que escribe como si fuera un poema de Whitman, el acta de constitución de una empresa o los salmos siniestros de una religión olvidada? O dándole la vuelta, ¿a qué sonarían todas esas armonías si fuesen palabras; si tuvieran algún significado que yo pudiera comprender?

Al salir del trabajo paso por la librería a recoger un encargo, y asomado al paisaje siempre interesante del Acantilado encuentro el consuelo venenoso de las respuestas en esta Poética musical que me permite descubrir, asómbrense, cómo suenan las palabras del propio Stravinski.

"Estas grandes luminarias que alumbran de trecho en trecho el campo histórico del arte favorecen esta continuidad que da su verdadero sentido, el único legítimo, a una palabra de la que se ha abusado mucho, a esta evolución que ha sido reverenciada como una diosa. Diosa que se ha maleado, sea dicho de paso, hasta el punto de haber dadao a luz un pequeño mito bastardo que se le parece y al cual llaman Progreso, con una P mayúscula...

Para los devotos de la religión del Progreso el hoy vale siempre necesariamente más que el ayer, lo cual acarrea como consecuencia, en el orden musical, que la opulenta orquesta contemporánea señale un progreso sobre los modestos conjuntos instrumentales de tiempos pasados - la orquesta de Wagner sobre la de Beethoven ."



posted by vendell 00:33

3 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/38043

Comentarios

1
De: Vendell Fecha: 2006-03-08 00:39

El retrato, absolutamente genial, es de Arnold Newman.



2
De: Blanca Fecha: 2006-03-08 10:27

No dudo de que muchos compositores, no solo podían leer perfectamente lo que escribían, sinó también oirlo.
Es más, estoy segura de que algunos además, lo veían, lo olían, lo saboreaban y lo palpaban. :)

Envidio a los buenos compositores, y artistas en general, por su capacidad creadora. El resto de los mortales hemos de conformarnos con el deleite de sus obras.



3
De: Moebius Fecha: 2006-03-09 16:12

Leí hace tiempo una reflexión similar de otro músico y me pareció absolutamente cierta. Mientras en otros órdenes (acceso cada vez un poquiiiiiiiiito más igualitario a las fuentes de riqueza, salud, esfuerzo físico dedicado a la obtención de lo imprescindible para subsistir, ....) resulta indudable el Progreso, en la música hemos ido hacia atrás. Y lo digo yo, que aunque a veces me pongo RNE Clásica en el coche, me muero por escuchar a los pixies, cinerama, lo último de Placebo o cualquier tontería que salga en Siglo XXI. Pero creo que la complejidad, la dedicación y el talento que hay detrás de la composición y reproducción de las obras de los grandes clásicos, las convierte en algo superior a estas cosillas que escuchamos la mayoría en la actualidad. No sé cuanta parte de culpa de esta supuesta involución tiene la tecnología.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.226.41.91 (66d5f0d482)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Past
<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia