Inicio > Historias > Máquina fotográfica

2006-04-21

Máquina fotográfica



Hace años utilicé durante meses uno de estos trastos. Le decía a la Marilyn:chata, salgo a hacer unas fotos, y ella me sonreía divertida al verme pasar con aquel portento mecánico, los complementos y el trípode, todo en una bolsa de deporte como las que deben usar los piragüistas. Una vez que llegaba al lugar escogido los preparativos llevaban su tiempo: desplegar y equilibrar el trípode, fijarlo al cuerpo de la cámara, cargar el rollo de película en el respaldo y enchufarlo en la máquina; calcular la exposición con el fotómetro de mano (el chisme no tenía uno incorporado), enroscar el cable disparador, ajustar el diafragma y la velocidad de obturación, levantar la tapa del visor, encuadrar y enfocar, montar el obturador con una vuelta de rosca, extraer la lengüeta metálica que protege la película, levantar la vista y disparar. ¡Clonck! Total, unos quince minutos. Estas cosas hay que hacerlas con calma, porque como te pongas ansioso seguro que se te olvida uno de los pasos (normalmente la puta lengüeta) y a la mierda que se fueron 42 centímetros cuadrados de película, que es lo que miden los fotogramas de 6x7. A cambio, las diapositivas eran un portento de nitidez y resolución, y además, con todo lo que había que pensar en el proceso aprendí un huevo de cosas sobre lo que significa sacar una foto.

Un día unos mangutas entraron en casa a robar. Debían ser mangutas ignorantes, porque a pesar de que la RB estaba bien a la vista, montada en una mesa de reproducción, la confundieron con un pisapapeles y sólo se llevaron las monedas de una lata y una camara pitañosa de 35 mm, en la que eran de plástico hasta las lentes de los objetivos. O quizá es que no les pareció lo suficientemente conspicua como para esconderla debajo del chandal.

El caso es que hoy he leído en Microsiervos que Mamiya deja el negocio de la fotografía química. Es el fin de una era, y como llueve, me pongo melancólico... hasta mañana, que dicen que hará sol y viento.


posted by vendell 21:34

7 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/39309

Comentarios

1
De: BioMaxi Fecha: 2006-04-21 22:35

Tú dices química, pero en microsiervos no aclaran. Espero que sigan en el negocio digital.



2
De: Nuala Fecha: 2006-04-23 02:41

la puta lengüeta... :D

Yo no sabría sacar ni una foto con esa cámara, pero cada vez me gustan más por lo artesanal del proceso. Y además es una preciosidad.



3
De: peke Fecha: 2006-04-23 15:59

Durante una época me pirraba por una de esas. Nunca la tuve.



4
De: Vendell Fecha: 2006-04-23 23:31

Peke, ahora están baratas, pero quizá sea ya demasiado tarde.



5
De: maria johana Fecha: 2006-05-01 00:04





6
De: . Fecha: 2006-05-01 00:05





7
De: El mangui Fecha: 2006-05-01 08:59

Tomo nota, la proximaa vez que vayamos, nos llevaremos tambien ese trasto.

El mangui de la otra vez.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.196.208 (f8a763b0d8)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Past
<Abril 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia