Inicio > Historias > El efecto McGurk (II)

2006-12-20

El efecto McGurk (II)


Si recuerdan esta historia sobre el efecto McGurk ya sabrán que nuestro cerebro combina la información visual y la auditiva para crear una imagen plausible de lo que hay ahí fuera. No importa que lo que oímos sea incompatible con lo que vemos, porque el cerebro siempre se las apaña para inventarse algo que parezca consistente.

La cuestión es decidir a quién creemos.

posted by vendell 00:34

1 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/45564

Comentarios

1
De: Blanca Fecha: 2006-12-20 14:37

Es una ocurrente extrapolación del efecto McGurk. Jaio, la espía escandalizada, diría que Bush debe ser un ferviente devoto de este santo.

Sin embargo, no estoy segura que los aplausos sean sólo fruto de dicho efecto. Probablemente buena parte del auditorio acudió a oir al presidenten norteamericano ya predispuesto a aplaudir, lo que potenciaría el efecto McGurk.

Yo diría que algunos fueron dispuestísimos a aplaudir, otros no parece que desearan otra cosa que aplaudir y a varios se les ve completamente decididos a ello.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.230.68 (de5db2d247)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Past
<Junio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia