Inicio > Historias > El brillo de la verdad

2007-11-27

El brillo de la verdad

Hay libros que brillan como tigres encerrados en la balda de la estantería. Y no en la de los diarios ajenos, sino donde descansa la poesía para no leer jamás en fechas como estas, no vaya a ser el demonio, perdón, la verdad.

Mañana volvemos a la figuración.


posted by vendell 23:06

6 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/53700

Comentarios

1
De: Blanca Fecha: 2007-11-28 00:22

"libros que brillan como tigres encerrados"... hum... suena endiabladamente bien. Fascinante.
Por favor, ¿podría concretar alguno de esos libros, como ejemplo?



2
De: Anonim Fecha: 2007-11-28 08:09

¡La gallina!



3
De: lynx Fecha: 2007-11-28 10:31

Alabado sea Dios, don Wendell de Kooning!
(estas fechas le convierten a usted en un raro)



4
De: Vendell Fecha: 2007-11-28 13:50

Este quizá ya no, pero éste sí.

Lynx, los raros son sus colegas de fiesta ;-)



5
De: Anónimo Fecha: 2007-11-28 16:09

Fágalle un sitio ó que trae cousas como esta:

MOMENTO ÚLTIMO

¿Sintes, miña Señor amada, neste intre das trompetas do adeus
como a magnolia cobra un matiz espantoso
e ven a tristura do mundo a pórseme no pubis?

¿Notas como a caída do vran sobre das illas
e sobre das correntes do mar que fora limpo arrómbame con forza
e desfigura o xílgaro, oh miña Señor deixada?

¿Aprecias, miña Señor odiada, como se perde o vento
antre as miñas pestanas e como se me abren pozas verdes nas mans
e pódense ver nelas petroglifos de morte?

¿Decátaste de que a tristura da despedida era antes da despedida
e que teño ollos de non ter ollos e de que o perdo todo,
miña Señor perdida antes de ser perdida?

¿Ves, miña Señor de fume, miña Señor de vento,
miña Señor de cinza, como sedas e vasos e pedras
de silencio, e libros que non houbo e sorrisos mentidos
atravesan o espléndido aire diste crepúsculo,
convócannos a loito?

Porque morro a cada intre e morres, miña
Señor de rápidos intres tamén perdidos,
sinalo algunha cousa no fondal dos teus ollos,
pedra cecáis ou rosa, e ó avanzar das sombras
pérdome en min e pérdote, e declárote
miña, e un tempo novo empeza.

¿Decátaste, miña Señor querida,
que un tempo novo mátanos e que o meu corpo enteiro
navegará nas turbias augas do teu recordo?

---------

Por suposto, de "Con pólvora e magnolias" de Méndez Ferrín (con perdón de Mr. Pawley).



6
De: Vendell Fecha: 2007-11-28 20:48

Gracias Anónimo. Fun o outro día á biblioteca pero non puiden traelo a casa. Un mes de sanción por retraso na entrega doutro bastante menos intenso, acaso máis claro.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.0.2 (5530fdcf24)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Past
<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia