Inicio > Historias > Lingüismo

2008-01-27

Lingüismo

Con un atisbo de compasión, acaso de admiración, ella comenta lo afortunados que somos al poder utilizar nuestra lengua materna. ¿Cuál de ellas? – pienso mientras asiento en silencio para no entrar en una conversación de la que sé que no sabría salir. Porque puede ser que lengua materna sólo haya una, como madres propiamente dichas. O que la lengua importante no sea la de la madre, sino la que se enseña en la escuela, o la que susurra el paisaje. O que, en el fondo, el código que empleamos para nuestras primeras palabras sea profundamente irrelevante y haya llegado el momento de denunciar lo mucho que se benefician las lenguas de su asociación con las madres.

Cuando piensa en su madre moribunda, Michael K se da cuenta de que aunque para él era una mujer, ella se cosideraba aún una niña que llama a su madre para que la coja de la mano y la ayude. Y su propia madre, en la vida oculta que no vemos, era también una niña. Vengo de un linaje interminable de niños - dice, y yo también quiero creer que mi verdadera lengua es la lengua de los niños, la que se regocija en los juegos y disfruta al descubrir ideas adjudicando las palabras. ¿Por qué no? Otros viven inmersos en la lengua de los ofendidos, que es igual en todos los idiomas, como la lengua de los fanáticos o la de los que tienen respuesta para todo.





posted by vendell 23:31

7 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/55124

Comentarios

1
De: cossimo Fecha: 2008-01-28 22:26

Bonita digresión.



2
De: Blanca Fecha: 2008-01-29 00:38

Dicen que todo paraíso es un paraíso perdido, y que el caso más claro de paraíso perdido es el de la infancia.
Por suerte no tienen razón. Veo que hay quien, como usted, conserva una parte de este último.

Menos mal.



3
De: Anónima Fecha: 2008-01-29 00:56

Incluso y hasta es posible que haya lenguas paternas, ¿quién sabe? Habrá que reivindicarlas :D

La infancia también tiene ofendidos, fanáticos y quienes tienen respuesta para todo, pero la memoria nos juega a veces buenas pasadas y con los años solo recordamos el regocijo de los juegos y la sensación de descubrimiento. Luego tenemos hijos y lo revivimos todos: lo bueno pero también los disgustos, las ofensas, las incomprensiones.

Pero lo cierto es que, a cualquier edad, la magia de la infancia, por muy mítica que sea, es bonita :-)



4
De: Vendell Fecha: 2008-01-29 11:23

Bueno, no creo que sea justo tratar la infancia como un paraíso, ni siquiera como el preludio de la vida verdadera. Es una etapa como cualquier otra, con sus potenciales y sus limitaciones.

Sin embargo, hablamos aquí de algo mucho más concreto relacionado con la obsesión con la lengua que aparece a partir de ciertas edades como una excrecencia de la fijación universal por la identidad social. Insisto, lo de lengua materna me sigue pareciendo una figura retórica un tanto repugnante.



5
De: Blanca Fecha: 2008-01-29 15:57

jeje, bueno creo que la desafortunada asociación de infancia con paraíso la hice sin querer, de forma automática, viendo la magnífica foto que ilustra el post anterior.

Por otro lado, a mí sí me parece acertado llamar lengua materna a la primera lengua que se aprende, y que suele ser con la que se piensa. Es una cuestión que a nivel personal no deja de ser muy emotiva. Y todos los niños que crecen con más de una lengua materna, por las razones que sean, son muy afortunados.



6
De: anthony Fecha: 2009-08-31 01:46

nose deberian aser lo q pido



7
De: mayumy Fecha: 2010-11-14 22:13

mada vien



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.80.123.20 (c6a8e25ddd)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Past
<Abril 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia