Inicio > Historias > Contra los caníbales

2008-03-25

Contra los caníbales



Un gran violinista afirmaba que si alguna vez llegaba a encontrarse en peligro de ser devorado por unos caníbales les tocaría esta pieza, y que así se darían cuenta de lo que significa ser un ser humano, y por qué no podemos comernos los unos a los otros.

Supongo que se referiría a caníbales genuinos, no excapitalistas.



posted by vendell 22:45

7 Comments


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://verbascum.blogalia.com//trackbacks/56457

Comentarios

1
De: Vendell Fecha: 2008-03-25 22:51

Por si se ven en la tesitura, y tienen el violín a mano, se trata de la chacona que cierra la partita para violin nº2 de Bach.



2
De: Martin Pawley Fecha: 2008-03-26 01:40

Podría encontrarse con un caníbal melómano que optase por comerle sólo las piernas.



3
De: Blanca Fecha: 2008-03-26 10:51

La belleza de la música, la capacidad de crearla, es uno de los más sólidos argumentos contra la sin razón. Que se lo digan sinó al 'violonchelista de Sarajevo'. Heroico:

El New York Times publicó en julio de 1992 la historia de un hombre, Vedran Smailovic, que durante el transcurso de la guerra de los Balcanes, harto de minas antipersona, carros de combate, toques de queda y víctimas civiles, salió a la calle para interpretar con su violoncello el adagio de Albinoni como señal de protesta: pretendía demostrar al mundo la irracionalidad de aquel conflicto bélico, trataba de abrir los ojos a los millones de televidentes que asistían apáticos al fratricidio. Durante veintidós días consecutivos, a las 17:30 horas, en medio del fuego cruzado de la ciudad bosnia de Sarajevo, Smailovic tocó su instrumento bajo la atenta mirada de los soldados atrincherados en la zona y de los periodistas europeos y norteamericanos, que no daban crédito a lo que estaba sucediendo. Veintidós vecinos suyos murieron en una pastelería del barrio, como consecuencia de un mortero mal encaminado. Vestido de etiqueta, con el uniforme de la Orquesta de la Ópera de Sarajevo de la que era violoncelista titular, este músico protestó enérgicamente, sin palabras, contra la devastación que comporta una guerra, cualquier guerra



4
De: Vendell Fecha: 2008-03-26 22:48

Salvo que el violinista fuese Menuhin, en cuyo caso el caníbal tendría claro que sin piernas no hay espectáculo.



5
De: Vendell Fecha: 2008-03-26 22:49

Salvo que el violinista fuese Menuhin, en cuyo caso el caníbal tendría claro que sin piernas no hay espectáculo.



6
De: Vendell Fecha: 2008-03-26 22:51

Blanca, ¿y acabó bien ese violonchelista? ¿Qué tipo de fracontirador se queda extasiado ante un violonchelista después de abatir a dos niños que juegan junto a una fuente?



7
De: Blanca Fecha: 2008-03-27 11:53

Pues no lo sé, Sr. Vendell. A lo mejor al francotirador la música le distraía; o le hizo gracia la osadía del violonchelista, o... Y a lo mejor le aburrían los niños; o los niños, por estar en movimiento, era más divertido darles, o...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.221.75.115 (d016a1f85d)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

Past
<Noviembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             






The verbascum files


Daurmith en Babel
Jaio, espiando
El Pez
El Paleofrik
Willy Sifones
Amelia Mateo
Pawley
Peke
MH
Césare
microsiervos
Lynx
Pereiro
León
Cristobo

Blogalegos ilustres



Blogalia